#Brana: vísteme despacio, que tengo prisa

¡Buenos días a todos!

Y antes de avanzar más en el tema de hoy…

¡Felices Fiestas!

Porque estas son fechas en las que la mayoría estamos de fiestas. Yo personalmente no soy creyente, pero bueno, no viene mal tener unas fechas en las que por un tiempo se ensalcen valores como la generosidad y vivir en paz con los demás, aparcar nuestras diferencias y pasar un buen rato juntos.

No comer demasiado, eso sí, que luego los kilos se quitan con dificultad.

Pasadlo todos muy bien y, llegado este punto, esta vez no me enfado si dejáis de leer y pasáis un rato de Brana y mi chapa.

Hablemos de Brana…

Vísteme despacio…

Y es que últimamente tengo poco tiempo para escribir. Estoy pasando un pico de trabajo, principalmente porque me he cogido vacaciones para cuidar de los peques cuando no tienen cole (en algún momento debe ser), por lo que debo tratar de dejar cerrado cuanto más, mejor. Y no es que tenga demasiado trabajo pendiente (cuando dependes de las gestiones de otros departamentos siempre tendrás un remanente), es sencillamente que debo reducir los pendientes al mínimo, y eso requiere tiempo trabajo y esfuerzo.

Aún así, Brana sigue creciendo. He terminado casi la revisión del documento que ha hecho Ignacio, concretando detalles y aclarando redacciones. Progresa bien y cada vez está más cerca de las 20.000 palabras, una buena cifra.

Y es que el documento no sólo se está enriqueciendo con esta revisión, también con las cuestiones que afloran durantes las partidas de testeo, que provocan que me haga nuevas preguntas sobre como funciona la ambientación en situaciones determinadas, como gestiona el EEIC ciertas situaciones y como estas situaciones desencadenan nuevas secciones y párrafos de ambientación.

Me encanta pensar en los detalles, aunque a veces se me escapan, porque en general en la vida me gusta preguntarme por qué suceden las cosas como suceden. Obviamente, cuando eso lo extrapolas a la creación de un trasfondo, aunque no soy omnisciente y lo pienso todo, si que acabo desarrollando ciertos detalles, a veces, a niveles enfermizos.

…que tengo prisa

Porque al final cuando a las cosas les pones dedicación, esfuerzo, y tratas de hacerlas lo mejor posible, parece que tardas más pero a la larga ahorras tiempo. Más que nada porque lo que se hace mal, a la larga falla y tienes que arreglarlo, y algo que se arregla no es igual que ese mismo elemento sin arreglar, pues ya has metido mano. Los japoneses lo representan muy bien con su arte de pegar el pegamento coloreado.

Y es que tengo prisa. Los días pasan, las semanas vuelan, y la fecha se acerca. Estoy pensando poner un widget de cuenta atrás, para generar más hype…pero al final todo esto es tiempo que no empleo en escribir o en betatest. Y ambas cosas son las fundamentales para el avance del proyecto, como expliqué en una entrada anterior. Hablando de eso…

Betatest

Se me ha caído una partida de telegram, y no se que pasará con la otra porque con las fiestas no he podido escribir. En Umbría un jugador ha pedido un parón por fiestas, así que no me preocupa demasiado. Mis días fijos de escribir son lunes-miércoles-viernes, y voy a tratar de mantener el ritmo constante para poder aprovechar el feedback recibido.

Y es que muchas veces no es simplemente lo que me dicen los pjs, es también lo que se me ocurre mientras jugamos, detalles que en una partida pueden pasar desapercibidos pero de cara a la ambientación es interesante tenerlos desarrollados, más que nada para ambientar adecuadamente las situaciones y darle cohesión al trasfondo.

 

Bueno, y por ahora, poco más que contar. En breve, Brana alcanzará las 20000 palabras entre ambientación y reglas, sin contar personajes pregenerados o aventuras de introducción. 20000 palabras pensadas para dar contenido, no simplemente rellenar el documento, dando respuestas a dudas planteadas por aquellos que le han echado ya un vistazo al documento, es decir, respuestas a preguntas que cualquier narrador o jugador se plantearía. Palabras con sentido y razón de ser.

Espero que, una vez lo leáis, os guste tanto o más como a mí. Será toda una satisfacción.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *